Moscú. Guía de viajes y turismo.

Transporte público

El transporte público en Moscú puede ser bastante complejo pero necesario. Su complejidad viene dada por el gran número de opciones entre las que elegir. La necesidad la marca el tamaño de la ciudad y la distancia entre unos lugares y otros. Por ejemplo, desde cualquiera de los aeropuertos al centro de la ciudad hay que usar Aeroexpress o autobús.

Pero es que dentro de la ciudad es casi indispensable usar el metro para moverse. Si elegimos un lugar donde dormir alejado del centro, hay que usar el suburbano. Si queremos ver algunos lugares alejados del centro, como el Centro Panruso de Exposiciones, hay que usar autobús o metro.

Además de estos medios de transporte, también existen líneas de tranvía y trolebús. Por lo tanto, la oferta es muy completa, muy amplia y muy variada. Se hace difícil pensar que todo se pueda conocer a pie.

El tren es útil para comunicarse con el aeropuerto, digamos que funciona de un modo independiente. Pero el resto de sistemas de transporte público pueden usarse con una tarjeta única. Se trata de la Tarjeta Troika de Moscú. Su ventaja no radica solo en permitirnos usar cualquier sistema de transporte; además, los precios son más económicos que si adquirimos viajes individuales. Por lo tanto, si vamos a pasar varios días en la capital rusa, esta tarjeta es muy útil.

Todos los billetes y tarjetas se pueden comprar en máquinas expendedoras. Funcionan con varios idiomas, algunas incluso en español. Se suele permitir el pago tanto en metálico como con tarjeta. También hay puestos donde nos atenderán personas físicas. Recordad que el idioma puede ser una barrera.

En esta guía os vamos a facilitar toda la información referente al transporte público en Moscú. Tarifas, mapas y mucho más. Todo lo necesario para no perderse en la capital.

Salir de la versión móvil