Moscú. Guía de viajes y turismo.

Tarjeta Troika

La Tarjeta Troika es un billete universal para todos los sistemas de transporte público de Moscú. Se trata de una tarjeta de plástico con tecnología contactless muy fácil de usar. Es ideal para turistas que van a pasar unos días en la capital rusa.

Sirve para viajar en metro, tranvía, trolebús y autobús. Solo por eso, su comodidad es enorme. Además, al ser de plástico, evitamos usar papel de manera constante. Y los precios son más económicos que si compramos billetes sencillos. Por lo tanto, recomendamos su adquisición.

El coste de la misma es de 50 rublos, algo menos de un euro. Es un depósito que se puede recuperar si devolvemos la tarjeta.

Dónde comprar la Tarjeta Troika

Existen varias opciones, aunque quizás la mejor sea en una estación de Metro. Hay máquinas expendedoras que venden todo tipo de billetes de viaje. Por lo tanto, esa es la opción más cómoda pues podremos elegir idioma en el menú. Otra opción son las máquinas automáticas de Mosgotrans. Es la empresa estatal que gestiona los trolebuses, autobuses y tranvías de Moscú.

Una tercera opción son las tiendas Svyaznoy de electrónica y telefonía móvil. Están repartidas por todo Moscú, incluidos los aeropuertos de Sheremétievo y Domodédovo.

Cómo recargar la tarjeta

La primera vez deberemos hacer la recarga y añadir el pago del depósito. Es decir, una recarga de 500 rublos será finalmente de 550. El máximo de la recarga es de 3.000 rublos, suficiente para hacer muchos viajes.

Existen varios métodos para hacer dicha recarga. El más cómodo es en las estaciones de metro. Existen tanto las taquillas como las máquinas. Otra opción son las tiendas de telefonía de la compañía rusa Megafone; y en las tiendas de telefonía y electrónica de Svyaznoy.

Finalmente, se puede hacer a través de internet. En la página web del transporte público moscovita existe dicha opción.

Tarifas para la Tarjeta Troika

Otra de las ventajas de esta tarjeta es que los precios son más bajos que en los billetes sencillos. Por ejemplo, un viaje en metro cuesta 38 rublos con tarjeta, 57 si es billete sencillo. Es decir, conviene y mucho hacerse con este tipo de tarjeta. El precio es igual para el transporte de superficie.

Uno de los usos de la Tarjeta Troika es el pago del billete del Aeroexpress. Estos trenes conectan la ciudad con los diferentes aeropuertos. No ofrece ninguna ventaja en cuanto a la tarifa pero sí en cuanto al método de pago.

Finalmente, hay que tener en cuenta diversos aspectos. Por ejemplo, puede ser utilizada por varias personas. Además, la tarjeta no caduca y los fondos añadidos son válidos hasta 5 años después de la recarga. También se puede registrar por si la pierdes y quieres recuperar el dinero.

Salir de la versión móvil