Estación de Belorussky

Estación de BelorusskyLa Estación de Belorussky también se conoce como estación de Moscú-Smolensk. Es una de las principales estaciones de tren de la capital rusa. Se construyó en 1870 para cubrir las conexiones desde Moscú a Smolensk, Minsk y Varsovia. Se reconstruyó entre 1910 y 1912.

En la actualidad ofrece trenes a diversas ciudades rusas y extranjeras. Es capaz de conectar la capital con Minsk, Vilnus, Berlín, Praga o Ámsterdam. Por lo tanto, es una importante vía de acceso para turistas. Eso sí, el tiempo de algunos viajes puede ser extenuante.

La estación tiene una conexión ferroviaria directa con el Aeropuerto de Sheremétievo. Este servicio se conoce como Aeroexpress y es muy popular entre los turistas que llegan a la capital. Los trenes realizan el recorrido en unos 50 minutos. Salen cada 30-60 minutos en ambas direcciones. Ocasionalmente, también enlaza con otras estaciones de la capital. El precio del billete más básico es de 450 rublos. Es la mejor opción para desplazarse entre ambos lugares.

La Estación de Belorussky está abierta 24 horas del día. Dispone de wifi gratuita en todas las instalaciones. Se puede llegar fácilmente en metro, parando en la estación de Belorusskaya (línea 2). Como curiosidad, hay que salir de la estación de metro para acceder a la estación de tren. Una vez dentro, podemos adquirir el billete que nos permitirá ir hasta el Aeropuerto de Sheremétievo.

También se puede ir en autobús. Las líneas 12, t18, 27, 84, 456, 904k, 905, 101, 904, N1 y m1 paran en Tverskaya Zastava, frente a la estación.

Tiene servicio de información, consigna de equipaje y aseos públicos. Además hay cajero automático, cafetería y tiendas. Hay que pasar un control de seguridad para entrar en el edificio. Se puede obtener más información en la página web de la estación (inglés y ruso).

Centrar mapa

Los comentarios están cerrados.