Autobuses

Autobuses MoscúLos autobuses en Moscú cuentan con más de mil rutas distribuidas por toda la ciudad. Hay más de 12.000 paradas que dan cobertura a todos los barrios. Por lo tanto, es un método de transporte público muy popular. No obstante, quizás no sea lo más recomendable para un turista. ¿Por qué motivos?

En primer lugar, el tráfico en Moscú se puede volver realmente complicado. Esto hará que un trayecto corto se convierta en muy largo. Además, los anuncios de las paradas y todos los carteles están en ruso. Esto no pasa en el metro, donde encontraremos señalización en inglés. Cada línea cuenta con su propio horario, y los autobuses pueden pasar cada 5 minutos o cada 30. Esta diferencia depende, nuevamente, del tráfico. En las paradas hay información al respecto.

Puede ser necesario su uso si nos encontramos en las afueras de la ciudad o queremos ir a las afueras. En los barrios periféricos, la distancia entre estaciones de metro puede llegar a los 4 kilómetros. Por lo tanto, quizás no quede más remedio que usar un autobús. En este caso, es muy positivo planificar una ruta con Google Maps. Nos informará de la ruta que debemos coger, del tiempo del trayecto y de la parada donde bajar.

Las líneas de autobús y trolebús de Mosgortrans están numeradas con uno o dos dígitos. Las líneas de autobús y trolebús a veces tienen números idénticos.

Precios de los billetes de los autobuses de Moscú

La mejor forma de pagar el billete es usando la Tarjeta Troika. De esta forma, el trayecto cuesta 38 rublos. Si pagásemos sin la tarjeta, nos iríamos a los 57 rublos. En cualquier caso, el pago del billete se puede realizar en el interior del autobús. No hay que esperar que el conductor hable otro idioma además del ruso. Otra opción es usar la tarjeta TAT (“trolley-bus, bus and tram”). Tiene una modalidad de 60 viajes por 1.150 rublos; y 30 días que se añaden a la Tarjeta Troika por 1.040 rublos.

Los comentarios están cerrados.